A continuación, presento un ejemplo de como fueron fotografiados, los pendientes de la novia en mi ultima boda.
Lo primero que realizo es un recorrido visual por toda la casa, en búsqueda de la zona que pueda ofrecerme mayores posibilidades. 
 
En este caso encontré un viejo piano en el salón, donde decidí realizar la sesión de detalles.
No solo su color y textura me sedujeron, también unos puntos de luz que íntimamente atravesaban la ventana incidiendo sobre el piano
(En este caso tuve claro el lugar)
 
Así que me puse a trabajar en primer lugar con los pendientes. he aquí un ejemplo.
 
 
Sin título-1
 
 
El primer ejercicio es localizar y hacer una previa prueba de luz, para determinar así parámetros de intensidad de luz, contraste, saturación y color.
el atril del piano me ofrecía mayores posibilidades frente a la madera, así que comencé a pulir sus posibilidades.
 
Algo que en un principio puede darte algún que otro quebradero de cabeza, es el polvo sobre las superficies transparentes, así como cristal, metraquilato, etc.
Ya que durante la toma estamos concentrados en los objetos, obviando otros detalles que pueden arruinarnos la imagen. 
 
Este es un ejemplo de un recorte de la imagen al 100% , así veréis de que os hablo.
 
 
degs
 
 
 en fin, nada que una simple bayeta no pueda quitar, ojo con estos imprevistos que al igual que el polvo hay multitud de factores que pueden fastidiarte una buena imagen.
 
 
Siguiendo con la ecuación, el siguiente problema fue despejar los objetos traseros que aparecían tras el cristal. este es otro de los errores frecuentes que podemos descuidar.
 
 
 
sdff
 
 
 Una vez despejados, continué buscando el camino de mi imagen. decidí seguir apostando por la simetría y contraste de color hasta que me tope con otro gran problema 
que encontramos al situarnos ante un objeto traslucido, ” mi reflejo ” lo cual complicaba la composición.
 
 
dsf
 
 
 así que decidí cerrar mas el encuadre, subexponer agacharme lo suficiente para que mi reflejo no se colase en este.
 
 
 ert
 
 

 Una vez llegado a esta imagen, supe que me aproximaba al resultado final dado que composición y contraste me convencían. aunque nuevamente encontré un error por el cual descartaría dicha imagen y buscaría una nueva posibilidad para esta.

etet

la linea de corte del soporte de los pendientes atravesaba las perlas.  En lo personal me encuentro muy contrariado a componer con lineas u otros elementos cortando al sujeto principal. En teoría compositiva tampoco esta muy bien visto este detalle.

Llegados a este punto, me dedique a observar el objeto nuevamente y trate de resetear lo trabajado. descarte así la idea inicial que me conducía a la simetría, y tras desplazarme unos 40º a la izquierda, vi el reflejo de la ventana en el mismo cristal. entonces tuve clara la toma, llegando así a la imagen final.

final

 
Este fue mi camino en la resolución de dicho problema, un problema de mil incógnitas tan validas como subjetivas cada una de estas.
En este caso no existe la fotografía perfecta, dado que la misma localización y detalles pueden ofrecernos muchas variantes en torno a esta.
En este ejemplo, esta fue mi elección. aunque pudo haber sido otra igualmente optima.
¿ cuando sabemos que nuestra elección final es valida ?  cuando nuestro criterio estime que carente de errores compositivos, la imagen lleva nuestro sello personal.
 
Gracias por el tiempo empleado en divagar por esta cola de cometa. Espero que os sea de ayuda.