Así son los primeros pasos de una gran fotógrafa.

No es de extrañar que a nuestro modo de ver, nos parezca divertida la actitud de Lola junto a la cámara.
Pero la realidad nos muestra un claro interés por este objeto, experimentado a través de su boca
(el mejor instrumento de un pequeño para adquirir conocimientos de su entorno)

 

De personalidad activa y alegre, Lola se encuentra en una etapa exploratoria de nuevos gestos y actitudes,
comienza a dominar su equilibrio, lo cual la lleva a adoptar posturas de lo mas inverosímiles.


A su temprana edad, Lola comienza a trazar su camino, puede que estos sean los inicios
de una gran compañera de profesión.

 

de ser así… que bello comienzo.